Garantías:

Cobertura de la garantía

Para reclamar sobre posibles defectos en un producto cubiertos por la garantía, deberá adjuntarse la factura original de compra. Siendo así Sueñazul se compromete a:

  1.      Reparar o sustituir cualquiera de las partes dañadas del producto sin cargo alguno, siempre que se trate de defectos de fabricación.
  2.      La decisión de reparar o de sustituir los productos defectuosos, será tomada por Sueñazul, como profesional, y atendiendo a la naturaleza de cada producto.

No se incluye en nuestra garantía

  1.      Los defectos por uso inadecuado, mal almacenamiento, suciedad, uso de la fuerza, daños por agua o fuego, cargas excesivas, humedad o manchas en el colchón, utilización de productos químicos, o reparaciones efectuadas por terceras personas.
  2.      Utilización del colchón sin una base adecuada o deformada.
  3.      Agujeros, manchas en el tejido, hilos sueltos, u otras imperfecciones similares, que no sean reclamadas en el momento de la entrega, o dentro de las 24hrs siguientes a su recepción.
  4.      Las tolerancias respecto a las medidas de largo, ancho, y grueso que admitirán variaciones de +/- 3 cm.
  5.      Desde el inicio del uso del colchón se produce un asentamiento normal de las capas internas que oscila entre +0/-2 ( norma UNE-EN 1334:1996). Esta circunstancia totalmente normal, no da derecho a reparación o a compensación alguna.

Normas de uso

  •          Los colchones de viscoelástica, o espumaciones son susceptibles de ser doblados y enrollados, sin que esto perjudique en absoluto las cualidades, características o prestaciones de los mismos.
  •          No saltar o ponerse de pie sobre el colchón.
  •          Doblar las esquinas del colchón puede resultar perjudicial
  •          Una base en malas condiciones dañara su colchón.
  •          Es aconsejable mantener limpio y protegido el colchón de la humedad y agentes externos con una funda.
  •          Es importante y recomendable la utilización de una base, somier o canapé de la misma casa y de la misma medida que el colchón.

Es conveniente cambiar de posición el colchón una vez al mes, girando de cabeza a pies y de pies a cabeza.